Bienvenidos

Bienvenidos

viernes, 5 de agosto de 2016

Sitiado

Algo ha estallado en silencio.
Quizás el último verso maltrecho,
hecho girones y olvidado.
Quizás el corazón que desatento
no sabe que es el germen siniestro
de este amor, el que le ha fecundado.

Su llama es el hielo propicio
para congelar el dolor de los años,
para soldar las lanzas sangrientas
que han tenido mi corazón a sitio.
Pero temo tu lanza y su daño
porque sé que el amor está alerta.

Tanto amor, ¿para qué?
¿Para qué repetirte, agonía?
Te perdono todo el olvido
y te espero toda la vida.

Pequeña muerte

Se me derrite la blanda carne
al contacto con el fuego.
El barro de tu lengua
me acaricia las sienes.
Las esferas del placer son mías,
y como ellas consumo y actúo,
actúo y permito
o libremente prohíbo.
Se me deshace el alma
en la negrura de la pequeña muerte,
y al despertar, al volver a crecer,
examino esta deliciosa podredumbre
que me embriaga,
que me fascina.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Hayku 31

¡Qué bueno era
cuando de niño ansiaba
las merendolas!

Hayku 29

Salgo despacio
porque los coches andan
encabritados.

Hayku 20

Busco tu risa
para medir el ritmo
del mis canciones.

Hayku 19

Lo que no importa,
eso es lo que mantiene
unido el mundo.

martes, 2 de agosto de 2016

Soneto IV

Tus manos entre rosas las confundo;
de tu aliento imagino su fragancia
y en su roja y encendida elegancia
veo pliegues de tu encendido mundo.

Espinas te protegen de la airada
emoción que a tu jardín me lleva.
La pasión que el alma me subleva
al perder tu mirar de mi mirada.

Jardinero voy a ser para cuidarte.
Regaré la tierra que te anida
algún día claro, en primavera.

Y los pétalos que pueda robarte,
los que el invierno arranque en su venida,
serán hojas del libro de mi espera.