Bienvenidos

Bienvenidos

domingo, 8 de noviembre de 2015

San Ginés

Desembocamos en la Puerta del Sol
como la conversación, despacio.
Tu hablabas, seguramente,
buscando excusas para poder irte.
La tarde ardía
como sólo agosto en Madrid
sabe hacerlo,
llenando todo de ese entre dorado y rojizo.
Llegaba el momento de dejarte marchar,
que yo sabía inminente.
Nos despedimos
con un mentiroso hasta luego-pronto
y me perdí mirando tu ida
hacia el color, hacia el oeste,
hacia el adiós.
Te alejabas y fuiste desapareciendo.
Sólo quedaba una silueta al fondo,
San Ginés,
y el atardecer detrás.


1 comentario:

Susana Romera Perez dijo...

Precioso...triste, pero precioso... :_o)