Bienvenidos

Bienvenidos

domingo, 8 de noviembre de 2015

Aniversario

 que puede resultar tediosa
esta manía constante que tengo
de buscar la persistencia de lo efímero.
Recordar cada detalle insignificante,
cada matiz, cada tono de gris
con el que las tardes suelen acabar
en noche
y las promesas en olvido.

Y así llega hoy con sigilo al calendario
una nota como entre frívola y doméstica
cargada de rubor y adolescencia,
que me recuerda intencionadamente que
¿Han pasado ya tantos años?
Parece mentira que
ahora-a-veces-casi-siempre
la anestesia que debería darme el paso del tiempo
no amordace la rosácea de recuerdos,
que el diafragma laxo
no contenga el espasmódico hipo de la nostalgia
-lo sé-
que me vuelve tan cansino.

Pero yo quería hablar de ti, Octubre,
que han pasado ya estos otros treinta
en cadena;
y han pasado sin que me olvide
de tu rumor en aquella mañana.
De todas las torpes rimas que robé a otros,
de los acordes que emborroné en el aire,
que eran todos una vaga forma tuya.

Ha pasado todo tan como de puntillas;
(este espiarte tanto, este buscarte a medias
para saber algo de ti o tu vida
sin llegar a dejarme ver
para no cumplimentar el pecado)
que no sé bien dónde estoy,
si en el punto de partida, llegada o retorno.
Dando vueltas átonamente a lo mismo,
y siempre.
Siempre en espiral,
a lo mismo.

Contigo siempre en el centro,
en el norte de esta brújula desimantada
que es mi aliento.
Yo, dejando huellas dentro de la huellas,
abriendo nuevos pasos en el mismo espacio.
tú, huyendo sin dejar hueco a la distancia,
allí donde olvidarme es tu pasatiempo.

Allí donde estés, feliz aniversario.

No hay comentarios: