Bienvenidos

Bienvenidos

lunes, 22 de julio de 2013

En el chat.

Ninguno de los dos se atreve a hablar;
comentan vaguedades, y eluden la intensidad;
para no romper la venda que se han puesto.
Para no desangrarse antes de la despedida.
Hay un momento de duda,
de silencio helado.
Ella; sin perder la sonrisa,
buscando una excusa al amor.
Y el, buscando la razón
de tanta ternura desbordada.
Llegado el momento
los dos miran una parpadeante línea en la pantalla
esperando que sea el otro lado de la conversación
el que inicie la huida.
Otro segundo antes de pulsar el último beso del teclado,
un momento de indecisión,
y al fin él envía su mensaje,
sabiendo que ninguno necesita leerlo.
Ambos acarician todo lo posible
el final de un viaje que no comenzó.
Y cierran la herida.
Safe Creative #1307235464621

viernes, 12 de julio de 2013

Campo del Moro

Y llegado el momento de hablar de tí
se me ocurre volver a la niñez perdida
y a los jardines en los que viven mis fantasmas.
Te tengo
como en una parcela de tiempo,
acotada por las alambradas de las conveniencias,
y en esto, no me atrevo a marcarte,
para que no me reproches los días
o las noches perdidas.
Voy pensando en la enramada de bocas de dragón
que me regalaste, apenas mozo,
y se me olvida la vida.
 
 
Safe Creative #1304285016961

domingo, 7 de julio de 2013

Guadarrama

Anoche soñé contigo;
descalzo, sobre la hierba,
entre susurrantes pinos
enverdeciendo mi alma
allá, junto al Guadarrama.
Allí mezclamos la savia;
allí nuestras raíces eran
una red de espuma blanca.
Y fue bajo el sol ardiente
donde sembramos la espera
de ver acabar el día,
con las manos enredadas
y el corazón tan hambriento
que al despertar arañaba
mi almohada como si fuera
tu mano junto a la mía.
Y me dolían los ojos
del alto sol que brillaba
allá, junto al Guadarrama


  Safe Creative #1308015520384

Como si me llamase Pablo

Aquí te amo.
Entre estas paredes,
apartado de todo cuanto nos rodea
olvidando a los que nos miran.
Aquí te amo,
desnudo de esperanza,
casi entregada la espera.
Sin dar cuentas a nadie ni a nada,
salvo a un poeta extravagario,
aquí y ahora
te amo,
como si me llamase Pablo.
Sin pedir nada a cambio,
sabiendo que miro a un espejo sin rostro;
pero seguro y dueño del luto,
traidor entre las alimañas,
terco, inocente y perdido.
No puedo decirlo sin llanto
o en dieciocho poemas silenciosos;
ni puedo callarlo, ni quiero.
Aquí te amo
después del todo,
al borde del mundo.
Y luego la vida se acaba,
y vuelve la muerta rutina .
No dejes mi tumba en silencio
ni manches mi nombre tallado,
que aquí te espero, vencido.
Aquí entre las horas
te amo.


  Safe Creative #1308015520384