Bienvenidos

Bienvenidos

martes, 27 de septiembre de 2011

Mal día.

De pronto se apagó la luz. Alguien dijo no. Y todo perdió su sentido.
No podemos defender lo indefendible, y es terrible tener que demostrar lo evidente. Y así vivimos, en un momento en el que los recuerdos lastran los proyectos, y los proyectos chocan con los muros de la realidad.
Rozando la locura, coqueteando con el olvido, y él también me rechaza. Daría cualquier cosa por volver. Sólo volver. Todo eso.
Y todo sigue igual que dos años atrás. Veinte años.
Ya.
Y ahora, a punto de gritar, quizá porque se acaba la medicación. O quizá porque anoche soñé contigo. Y es que nunca acaba la canción que escribimos.
Nunca cierra la herida que abriste.
No terminan las calles, no acaban de pasar...
Y si dijera adiós a todo.
O si gritase en medio de la calle, que todo se derrumba, que nadie escucha la llamada, que todo ya vale nada.
No sé como decir que la nada me ahoga.

No hay comentarios: